I’m the rock

I’m the rock, I’m the mud, I’m the slope, I’m the land. I’m the frost and the heat, I´m the river and the stream. I’m the fall, I’m the dust, I’m the dryness and the damp. Wind, rain, fog, air. The flow and the break, the laugh and the pain. Hardness, strength, endurance, yell.

I am you, you are us, we are bikers, we are lives.

All

 

¿Y si fuera ella?

Hace no demasiado tiempo, salí de una relación. Yo empecé, como se empiezan estas cosas, con mucha ilusión, aunque con una extraña sensación de estar equivocándome. Algo me hacía no estar seguro. Fue algo impulsivo.

Fueron varios años los que pasamos juntos. Con buenos momentos pero también con malos ratos. Me hacía daño, no estaba cómodo. A ella se le veía un “recorrido muy largo” y  yo no me adaptaba. Mi sensación de que no estábamos hechos el uno para el otro iba in crescendo día a día. Necesitábamos cosas diferentes para poder explotar todo nuestro potencial…Así la relación se fue enfriando y poco a poco, se podría decir que nos dejamos. Ella ahora está con otro. Espero de corazón, que él sepa darle la vida que se merece y que yo no le pude dar. Espero también que nunca olvide que a pesar de todo, la quise mucho y luché hasta la extenuación por ser compatibles. Sigue leyendo

El paraíso del carril bici, Amsterdam

Amsterdam¿Alguna vez os habéis imaginado una ciudad donde la forma habitual de moverse sea ir en bici?, pues os diré que el paraíso de las bicicletas existe y se llama Amsterdam. Ir en este medio de transporte es parte del modo de vida de esta ciudad. Aunque en toda guía de la ciudad que se precie explican que es una ciudad donde hay muchas bicicletas, realmente no te haces una idea hasta que no estás allí. Hay “montones” de bicicletas en cualquier esquina de la ciudad, tanto es así, que hay 7 millones en Amsterdam para 700.000 ciclistas y 750.000 habitantes. Cada año, alrededor de 80.000 son robadas y 25.000 acaban en los canales de la ciudad. Está claro que el secreto de que haya tantas es debido a su carril bici.

Amsterdam Sigue leyendo

Life Cycles

Bike“La vida es un río, eso es lo que el abuelo solía decir, un comienzo, un final, un millón de diferentes caminos. Él siempre solía metaforizar mi vida, cómo viviría y terminaría, siguiendo el camino con menos resistencia, atravesando lo imposible. Claro como el aire y negro como la noche, y sin importar qué dirección, o cómo se mueva, o cómo se vea. De acuerdo a mi abuelo, el punto es que el río siempre se mueve hacia adelante. ¿Qué fue lo que lo mantuvo andando hasta que fue viejo y gris? El misterio, yace a la vuelta de la esquina. Sigue leyendo