¿Y si fuera ella?

Hace no demasiado tiempo, salí de una relación. Yo empecé, como se empiezan estas cosas, con mucha ilusión, aunque con una extraña sensación de estar equivocándome. Algo me hacía no estar seguro. Fue algo impulsivo.

Fueron varios años los que pasamos juntos. Con buenos momentos pero también con malos ratos. Me hacía daño, no estaba cómodo. A ella se le veía un “recorrido muy largo” y  yo no me adaptaba. Mi sensación de que no estábamos hechos el uno para el otro iba in crescendo día a día. Necesitábamos cosas diferentes para poder explotar todo nuestro potencial…Así la relación se fue enfriando y poco a poco, se podría decir que nos dejamos. Ella ahora está con otro. Espero de corazón, que él sepa darle la vida que se merece y que yo no le pude dar. Espero también que nunca olvide que a pesar de todo, la quise mucho y luché hasta la extenuación por ser compatibles. Sigue leyendo